Sociedad

Brutal crimen de una nena en una calle del Barrio de Flores: detuvieron a la mamá

La menor fue encontrada sin vida a pocos metros de las vías del tren Sarmiento. Según su marido, la mujer estaba deprimida y con medicación psiquiátrica.

Jueves 11 de Octubre de 2018

118303_1539272788.jpg

Un brutal crimen ocurrió en la noche de este miércoles en el barrio porteño de Flores, donde una nena de 9 años fue encontrada sin vida en plena calle y, por el caso, confirmaron fuentes policiales, fue detenida su mamá. 

El hecho ocurrió en la zona de Bacacay y Terrada, a pocos metros de las vías del tren Sarmiento. El cuerpo de la víctima, que fue identificada como Sol Victoria Martínez Gómez, fue hallado entre dos vehículos.

Se pudo corroborar mediante cámaras de seguridad que su mamá, Angélica Soledad Gómez, de 49 años, se acercó al lugar con la menor y luego se retiró sola.​ La sospechosa fue detenida en el cruce de las calles Yerbal y Condarco, confirmaron fuentes de la Policía de la Ciudad.

Según las mismas fuentes, Alfredo, el marido de Angélica, les dijo a los oficiales que hace 6 años su suegra se había suicidado y que su esposa "estaba deprimida y medicada".

Antes del asesinato, la mujer le dijo que se iba a hacer compras con las nena. La pareja tiene dos hijas más.

Al momento de la captura, la mujer tenía el DNI de la pequeña. Los efectivos encontraron también un cuchillo entre las pertenencias de la imputada, quien a su vez se encuentra como damnificada en dos sumarios por violencia de género, informaron fuentes policiales, y tenía serios problemas de visión. 

De acuerdo a lo que relató este jueves a la mañana a medios periodísticos una vecina, vio pasar a la mujer y luego el dueño de uno de los autos entre los que quedó el cuerpo llamó a la Policía. "Ella se mete entre medio de dos autos. Cuando paso, se da vuelta y me mira. Seguí caminando y entré a mi casa. No la vi con un cuchillo ni nada, y a la nena tampoco la vi", contó la mujer, quien luego fue alertada por su hijo del drama que había ocurrido en la puerta de su casa. "Le cortó el cuello", precisó, y agregó que la mujer "buscó en un tacho de basura un cartón para tapar el cuerpo de su hija" luego de que la había matado.

Según la declaración informal que hizo el padre de la nena a la Policía, un año después de la muerte de su madre, a Angélica le diagnosticaron maculopatía degenerativa en la retina, por lo que su visión se correspondía con la de un niño de cinco años. A principios de este año, además, le detectaron un tumor en el nervio óptico, a lo que suma el antecedente de que su padre tuvo trastornos de visión y que otra de sus hijas tenía el mismo problema. La mujer usaba bastón verde. 

Desde entonces, de acuerdo con el relato de Alfredo, comenzó con tratamientos referidos a su salud mental. "Entraba en depresiones agudas", detalló el marido a los policías. Fue atendida en el hospital psiquiátrico Alvear, en el Alvarez y a través de su obra social.

El viernes último fue al Alvear porque se había quedado sin medicación. Estaba intranquila, relató el marido, y la doctora que la asistió la medicó y le refirió a ambos que contemplaran la posibilidad de internación aunque sea breve. El hombre se comprometió a la toma de la medicación, para que no la internaran porque no quería perder a sus hijos. Según Alfredo, Angélica sufría depresión, angustia, ataque de pánico y delirios.

Oficialmente se informó que la mujer "se encuentra como damnificada en dos sumarios por violencia de género y lesiones", aunque no se confirmó si esas denuncias eran contra el padre de la menor. 

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA