Sociedad

Astrónomos creen haber hallado un objeto extraterrestre cerca de Júpiter

El objeto denominado Oumuamua es el primer visitante interestelar conocido por el ser humano y sigue siendo el centro del misterio para los científicos, que pensaban que era un asteroide, pero ahora la evidencia muestra que no se comporta como tal.

Sábado 09 de Febrero de 2019

127039_1549752263.jpg

Desde que en octubre de 2017 los astrónomos de la Universidad de Hawaii (Estados Unidos) detectaron la luz procedente de un viajero llegado desde fuera del Sistema Solar, muchas han sido las teorías acerca de su origen.

En un primer momento se lo catalogó como cometa, aunque la idea fue descartada casi de inmediato, por no tener una cola. Si se tratara de un cometa, al acercarse al Sol emitiría gases que le aportarían un empuje adicional, como si fuera un cohete. Pero para ello debería perder una parte de su masa: el 10 %. Cosa que no hizo.

Además, hay otro detalle llamativo: al emitir gases, su rotación tendría que haber cambiado,pero no se ha observado este efecto. Por eso, muchos astrónomos concluyeron a primera vista que era un asteroide.

Esto fue, sin embargo, hasta que el seguimiento que cientos de telescopios terrestres comenzaron a hacerle, determinaron que realizaba una extraña trayectoria, no compatible con un objeto espacial como un meteorito. Confirmaron durante varios meses de 2018 que el objeto aceleraba su velocidad, en lugar de disminuirla y no perdía masa al pasar cerca del Sol.

El objeto interestelar aceleró mientras pasó el Sol a toda velocidad, como si hubiese sido impulsada mediante la luz que cae en su superficie.

¿Podría tratarse de una nave espacial extraterrestre? Las primeras preguntas y dudas comenzaban a orbitar en las cabezas de los mejores astrónomos del mundo.

Abraham Loeb – o Avi, como lo llaman los amigos – es un astrónomo israelí, director del Instituto de Astronomía de la Universidad de Harvard, que rompió el molde académico y sin dudarlo afirmó: "Se trata de una nave espacial o parte de ella que está volando más allá de la órbita de Júpiter".

"Cuanto más estudio este objeto, más extraño me parece, y me pregunto si podría tratarse de una sonda artificial enviada por una civilización alienígena", sostuvo unos meses atrás el astrónomo que antes de este anuncio era conocido por su modestia, esa que aprendió cuando creció en una granja de Israel en la década del 60.

Loeb modificó ese atributo y lo transformó en lo que llama "modestia cósmica": la idea que supone ser arrogante al afirmar que estamos solos en el universo.

El astrónomo es un científico importante en Estados Unidos, que ha dado clases por tres décadas en las universidades top y la revista Time lo consideró en 2012 como una de las 25 personas más influyentes en las ciencias espaciales.

El astrofísico, nacido en Israel, es autor de 4 libros y más de 700 artículos científicos sobre agujeros negros, las primeras estrellas del Universo, la búsqueda de vida extraterrestre y el futuro del Cosmos. Incluso pudo trazar el curso de colisión entre la Vía Láctea y la galaxia de Andrómeda.

Loeb también es presidente de la Junta de Física y Astronomía de las Academias Nacionales en EE.UU., es miembro electo de la Academia Americana de Artes y Ciencias, de la Sociedad Americana de Física y la Academia Internacional de Astronáutica, entre otros reconocimientos.

Fuente: Inofabe

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA