Internacionales

La sorprendente y lujosa vida de los atacantes suicidas de Sri Lanka

La mayoría de los terroristas que causaron la muerte de 359 personas en los atentados de Sri Lanka eran de clase media y alta, incluso millonarios, según revelaron los investigadores esrilanqueses, que definieron el perfil de los asesinos.

Jueves 25 de Abril de 2019

133251_1556194027.jpg

La policía identificó hasta ahora a ocho de los nueve autores de la masacre del domingo de Pascua contra tres iglesias católicas y cuatro hoteles en Colombo. "Gran parte de este grupo de atacantes suicidas eran instruidos y provenían de las clases media o alta, así que eran bastante independientes financieramente y sus familias, bastante estables financieramente. Esto es un factor muy preocupante", declaró el ministro de Defensa, Ruwan Wijewardene.

"Algunos de ellos habían estudiado en varios países, tenían posgrados, eran personas muy bien instruidas", precisó el ministro, y dijo que su ideología era "que el islam puede ser la única religión en este país". Uno de los terroristas, Abdul Lathief Jameel Mohammed, estudió derecho entre 2006 y 2007 en Gran Bretaña y cursó un posgrado en Australia antes de regresar a Sri Lanka.

Entre los atacantes estaban además los hermanos Ilham Ahmed Ibrahim e Imsath Ahmed Ibrahim, de 31 y 33 años, hijos del millonario importador de especias Mohammed Yusuf Ibrahim. Los dos se hicieron explotar en los hoteles Shangri-La y Cinnamon. Fátima, la mujer de Ilham, que estaba embarazada, activó el detonador de una bomba cuando la policía llegó a su casa, con la que mató además a sus dos hijos pequeños.

Aunque los ataques fueron reivindicados por Estado Islámico (EI), las autoridades sospechan asimismo de un grupo local, National Towheed Jamaar, cuyo líder, Mohammed Zahran o Zahran Hashmi, irrumpió entre los referentes islamistas hace tres años con incendiarios discursos en internet.

Hilmy Ahamed, vicepresidente del Consejo Musulmán de Sri Lanka, dijo que hace tres años acudió a las autoridades preocupado por Hashmi. "Era un solitario y había radicalizado a jóvenes detrás de la fachada de dar clases sobre el Corán. Pero nadie pensaba que fuera capaz de llevar a cabo un ataque de tal magnitud", recordó.

La comunidad musulmana local lo consideraba una amenaza después de crear problemas en la mezquita a la que concurría. "Había conflictos continuos con los musulmanes tradicionales. Una vez sacó una espada para matar a la gente que pertenecía a la mezquita musulmana tradicional", dijo Ahamed.

Los detalles sobre la identidad de los atacantes se dieron a conocer mientras las autoridades esrilanquesas se comprometían a revisar el aparato de seguridad luego de una serie de fallas de inteligencia.

El presidente Maithripala Sirisena anunció que realizará cambios en Defensa y en la cúpula policial por las fallas de prevención, pese a las informaciones recibidas de la inteligencia extranjera, en particular el de la India.

Los servicios esrilanqueses fueron advertidos por sus colegas indios horas antes de los ataques de Pascua, según reportó el sitio indio NDTV, que ratificó que Nueva Delhi había enviado un informe detallado.

En el documento, además del alerta de la masacre, se daba el nombre del grupo islamista involucrado, de sus dirigentes y de otros miembros, así como sus teléfonos y direcciones. El texto, fechado el 11 de abril, mencionaba incluso cuáles eran los objetivos de los atacantes.

En medio de las críticas por las fallas de seguridad, el FBI envió a un equipo a Sri Lanka para asistir a las autoridades locales en las investigaciones. El jefe de esa misión dijo que hay "planes terroristas en curso".

La sensación de inseguridad persistía en la capital cuando la policía hizo estallar una moto repleta de explosivos que había sido estacionada cerca del cine Savoy de Colombo.

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA