Internacionales

Liberaron a un asesino "por ser anciano", salió y volvió a matar

El hombre llevaba preso 25 años por el femicidio de su esposa.

Viernes 19 de Julio de 2019

140159_1563585075.jpg

La Justicia de EEUU cometió un grave error al concederle la libertad a un preso de 77 años por considerarlo "demasiado viejo" para ser peligroso. Muy por el contrario, el hombre, que había cumplido una condena de 25 años por haber asesinado a su esposa, mató a otra mujer de la misma forma al poco tiempo de salir de la cárcel.

La primera condena de Albert Flick se dictó en 1979, cuando fue sentenciado a 25 años de prisión por el femicidio de su esposa, a quien apuñaló 14 veces frente a su hija. En 2004, tras haber cumplido la totalidad de la pena, obtuvo su libertad, pero volvió a prisión en 2010 luego de atacar a otra mujer.

Sin embargo, en 2014 un juez consideró que a su avanzada edad ya no representaba una amenazapara la sociedad y le concedió nuevamente la libertad.

Cuatro años más tarde, Flick fue detenido por tercera vez tras asesinar de 11 puñaladas a una madre sin techo frente a sus hijos. El hecho ocurrió en plena vía pública en la ciudad de Lewiston, en Maine, luego de que el hombre acosara durante varios días a la mujer, identificada como Kimberly Dobbie, a quien le pedía que se casara con él.

Este miércoles, Flick fue declarado culpable de asesinato por segunda vez. En su alegato final, el fiscal general adjunto, Bud Ellis, dijo a los jurados que el hombre sabía que que Dobbie planeaba irse de la ciudad: "Entonces pensó: si no puedo tenerla, la voy a matar".

Por su parte, su abogado defensor, Allan Lobozzo, sostuvo que no había indicios de que su cliente representara una amenaza. No obstante, las lesiones que infligió a la mujer fueron severas. Fue apuñalada tantas veces que le atravesó el corazón y el pulmón. Testigo de ellos fueron sus hijos gemelos de 11 años. Además, la agresión también fue capturada por cámaras de vigilancia.

Durante el juicidio, Flick nunca ofreció una explicación para el asesinato. En agosto, el hombre recibirá su sentencia y probablemente sea condenado a pasar el resto de su vida tras las rejas, ya que el estado de Maine no tiene pena de muerte.

Mientras tanto, la propia hija de Flick, cuya madre fue asesinada por el hombre frente a sus ojos cuando era sólo una niña, llamó al juez que liberó a su padre en 2004 a dar explicaciones a los húerfanos de Dobbie. "Los chicos son los que van a vivir con eso. Creo que debería decirles, contarles por qué tuvieron que ver cuando mataban a su madre en la calle", dijo en diálogo con la cadena WMTW: "

Fuente: TN

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA