Sociedad

Frenan una maniobra para demorar el juicio contra la viuda de Pablo Escobar y “Chicho” Serna

La mujer, su hijo y el ex futbolista están acusados de lavar dinero narco a través del empresario Mateo Corvo Dolcet.

Martes 13 de Agosto de 2019

142310_1565712524.jpg

Cuando comienza una gran causa narco, aparecen los abogados defensores importantes. Y con los abogados importantes llegan los recursos, apelaciones y objeciones legales varias. Reclamar la nulidad de todo lo actuado es una de las movidas clásicas, tanto como plantear la incompetencia jurisdiccional de juez a cargo del expediente con el objetivo de llevar la investigación lo más lejos posible de su origen.

Con mayor o menor razón -cada caso es distinto- estas estrategias suelen servir para entorpecer el trámite de la causa y hacer eterno su paso a la etapa de juicio oral. A veces tienen éxito. 

Pero no fue el caso del planteo de incompetencia que Mariano Cúneo Libarona interpuso para mudar de Morón a Capital una causa muy caliente: el lavado de 3 millones de dólares del narcotráfico que está a punto de llegar a juicio oral con el ex futbolista Mauricio "Chicho" Serna y la viuda y el hijo de Pablo Escobar Gaviria como principales personajes.

En esta causa, Cúneo Libarona no defiende a ninguno de ellos. Su cliente es el abogado y empresario Mateo Corvo Dolcet (54), líder de un megaproyecto inmobiliario en Pilar y la persona más complicada por la investigación, que tiene nueve procesados en total.

De hecho, el expediente arrancó en septiembre de 2016 por un alerta de la DEA norteamericana que lo marcaba directamente a él como receptor del dinero del capo narco colombiano José Byron Piedrahita Ceballos (59). Y quedó radicada en el juzgado federal de Morón, a cargo de Néstor Barral, entre otras cosas por el domicilio que había fijado el colombiano (actualmente preso en Estados unidos) en el lote 8, manzana 44, del Country San Diego, partido de Moreno.

La defensa de Corvo Dolcet quería que la causa dejara de tramitar en la justicia federal de Morón y pasara a Comodoro Py argumentando que muchas de las operaciones financieras sospechadas se habían concretado en la Ciudad de Buenos Aires.

 

María Isabel Santos Caballero y Sebastián Marroquín (Victoria Henao Vallejos y Juan Pablo Escobar Henao), la viuda y el hijo de Pablo Escobar Gaviria. Fotos Alfredo Martinez moron Maria Isabel Santos caballero y Sebastian Marroquin declaracion ante la justicia de esposa e hijo de narcotraficante colombiano acusados por lavado de dinero

Esto puede parecer una formalidad, pero de haber progresado el planteo de Cúneo Libarona el expediente se habría congelado justo en el momento en el que está a punto de llegar a juicio. Tanto así que hace apenas unos días la Unidad de Información Financiera (UIF) -querellante en el caso- pidió formalmente al juez Barral la elevación de la causa.

No ha lugar

El origen del expediente, pero también el momento especial en el que se encuentra el caso, fue considerado por la Sala I de la Cámara de Apelaciones Federal de San Martín para rechazar el planteo de la defensa de Corvo Dolcet.

"Las cuestiones de competencia deben resolverse atendiendo a las exigencias de la economía procesal, la necesidad de favorecer la buena marcha de la administración de justicia y la defensa de los derechos del imputado", evaluó el camarista Juan Pablo Salas en el fallo, fechado el pasado 8 de agosto, al que tuvo acceso Clarín.

"En tal sentido, teniendo en cuenta el avanzado estado de las actuaciones es que corresponde se mantenga la competencia del juzgado federal en lo Criminal y Correccional 3 de Morón", sostuvo Salas.

La investigación del juez Barral, el fiscal Sebastián Basso y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) determinó que el colombiano Piedrahita Ceballos fue presentado al empresario Corvo Dolcet por María Isabel Santos Caballero (58, viuda de Pablo Escobar) y su hijo, Sebastián Marroquín (41). Ellos cobraron una comisión en dólares por hacer de nexo y, según un arrepentido, tenían perfecto conocimiento de quién era Piedrahita.

Este arrepentido también involucró a "Chicho" Serna, al que definió como testaferro del narco Carlos Mario Aguilar, alias "Rogelio", quien en 2008 pactó en Buenos Aires su entrega a las autoridades estadounidenses. Según este testigo, Piedrahita usó a Serna para inyectar dinero en el negocio de Corvo Dolcet a través de la venta de propiedades que, en realidad, pertenecían a "Rogelio".

"Por otro lado, cabe destacar que se investigó en autos a una organización internacional dedicada al blanqueo de capitales, que habría operado desde al menos el año 2008 hasta el mes de septiembre de 2017, pudiendo acreditarse a lo largo de la pesquisa, que en su trazabilidad intervinieron tanto personas de existencia ideal como física, de diferentes nacionalidades y con distintos domicilios reales, sociales, fiscales, legales, etc.", dice el fallo de cinco carillas que cerró el paso para que la causa se mudara a Comodoro Py.

"Es decir, que el delito previsto en el Art. 303 del Código Penal, que se le atribuyó a los encausados, además de ser transnacional, se vio materializado en nuestro país, a través de distintas maniobras, respecto de las cuales no es posible aseverar que todas se manifestaron dentro del ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tal como sostienen las partes apelantes", concluyó el juez Salas.

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA