Sociedad

Narcoavión en Ezeiza: procesan a dos sospechosos y fijan embargos millonarios

Se secuestró una considerable cantidad de droga en el aeropuerto internacional de Ezeiza.

Lunes 27 de Enero de 2020

156278_1580137178.jpg

Los empleados de la empresa que operaba el vuelo de carga de la línea área KLM donde se secuestraron 87,5 kilos de cocaína fueron procesados con prisión preventiva. Se trata de las dos personas grabadas por las cámaras se seguridad cuando subían en la aeronave las tres cajas de cartón con la droga.

Así lo resolvió el juez en lo penal económico Javier López Biscayart. El magistrado trabó un embargo sobre los bienes de los sospechosos hasta cubrir la suma de los 200 millones de pesos, según informaron fuentes judiciales.

Los sospechosos, identificados por fuentes judiciales como Adrián Álvarez y Víctor Gil, fueron procesados por el delito de contrabando de exportación de sustancia estupefaciente, agravado por el destino inequívoco de comercialización, en grado de tentativa.

Según informó la agencia de noticias Télam, el juez Biscayart consideró que, "tal como estaba acondicionada la carga del estupefaciente, el plan contemplaba que iba a pasar sin inconvenientes el chequeo que debía realizarse en el lugar antes de despegar y sería reacondicionada durante el vuelo antes de su llegada al próximo destino".

López Biscayart también procesó a la empresa Martinair, como personas jurídica, firma que operaba el vuelo de carga de KLM que debía despegar del aeropuerto internacional de Ezeiza. También le trabó un embargo sobre los bienes hasta cubrir los 200 millones de pesos.

En cambio, el magistrado dictó la falta de mérito para los tres tripulantes del vuelo y otros tres empleados de Martinair.

El avión de KLM, operado por Martinair, había aterrizado en Ezeiza proveniente desde San Pablo a las 10.45 del 17 de este mes. Debía despegar antes que se vencieran los permisos de la tripulación y después de subir la carga legal: 49 caballos de polo y de carrera que tenían destino final en Tailandia y Singapur.

"Fue puro olfato de los agentes de Aduana", había explicado a la agencia Télam un investigador del caso después de descubrir la droga. Se refería a que al personal aduanero le llamó la atención lo que sucedía en la pista en medio de un alerta meteorológico.

Las filmaciones de las cámaras de seguridad de la terminal aérea mostraban que dos camionetas pertenecientes a la empresa Martinair se acercaron al avión y de allí comenzaron a bajar cajas de cartón que introducían a la bodega.

Cuando hay alerta meteorológico no se pueden hacer operaciones de carga en la pista y, además, los empleados de Martinair no están autorizados para hacer ese trabajo, función que cumple Intercargo.

Entonces los agentes de la Aduana decidieron hacer una requisa en el avión y descubrieron los 87,5 kilos de cocaína en la bodega.

A dos semanas del descubrimiento de la droga, el avión de KLM está secuestrado y el juez López Biscayart le corrió vista a las autoridades de la Dirección General de Aduanas (DGA) para que se expida respecto.

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA