Sociedad

Horror en La Pampa: asesinaron a golpes a dos jubilados

El hecho sucedió en la localidad pampeana de Rancul, Santa Rosa. El primero de los crímenes ocurrió en una vivienda donde vivía Héctor Ceferino Lapettina (88), quien había sido jefe comunal durante la última dictadura militar.

Lunes 11 de Noviembre de 2019

150346_1573511985.jpg

Dos jubilados fueron brutalmente asesinados en la localidad pampeana de Rancul, Santa Rosa. El primero de los crímenes ocurrió en una vivienda ubicada en la Quintana, entre San Martín y Rivadavia. Ahí vivía solo Héctor Ceferino Lapettina (88), quien había sido jefe comunal durante la última dictadura militar.

Una fuente de la Policía de Rancul explicó a Télam que el anciano fue encontrado muerto en el interior de su casa, la cual estaba desordenada y revuelta, y que a simple vista la víctima presentaba golpes.

A tan sólo cinco cuadras de allí se produjo otro asalto en una vivienda de la calle Sarmiento al 300, entre Belgrano y San Martín, adonde hallaron tirado en el piso, con golpes, al carpintero Jacinto Atilio "Cacho" Tallone, de 79 años, quien también vivía solo. Al jubilado lo trasladaron en grave estado a la clínica Santa Teresita, en Realicó, con un severo traumatismo de cráneo. Murió horas más tarde.

A raíz de la gravedad de la situación se dirigieron distintos efectivos policiales, entre ellos el comisario comisario Daniel Guinchinau, jefe de la Unidad Regional II de Policía y el fiscal general Armando Agüero.

En las últimas horas la policía detuvo a cuatro sospechosos, todos mayores de edad que viven en Rancul, acusados de los dos asesinatos. Los operativos se realizaron en Realicó, después de que vecinos de las víctimas aseguraran haberlos visto a bordo de un auto cuando abandonaban Rancul.

El fiscal a cargo de la investigación dijo que el móvil de los crímenes habría sido el robo, aunque lo que se llevaron era de insignificante valor. "Estamos ante dos personas mayores, jubiladas, con ingresos normales, que no habían realizado ninguna operación bancaria y a las que asesinaron para no ser identificados, porque las víctimas los conocían", consideró.

La causa fue caratulada como "homicidio criminis causa", cometido para lograr la impunidad de otro delito, en estos casos, el robo.

Tras conocerse los asesinatos más de medio millar de vecinos se movilizaron para reclamar y exigir justicia.

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA