Deportes

Germán Lauro le pone fin a su carrera y se retira de la elite del atletismo mundial

El lanzador de 34 años llegó a ser sexto en los Juegos Olímpicos. Con sus resultados y su trabajo, se ganó el respeto de todos. Ahora su vínculo con el deporte tomará un nuevo rumbo.

Martes 21 de Enero de 2020

155803_1579607796.jpg

Veintidós títulos nacionales, dos podios panamericanos, varias finales mundiales, y un diploma olímpico, además de records argentinos en varias categorías y uno sudamericano en lanzamiento de bala, su especialidad. En esos números se puede resumir la carrera de Germán Lauro​, uno de los representantes más destacados de la historia del atletismo argentino que, con 34 años, encarará este año una nueva etapa. Porque el trenquelauquense decidió retirarse, como confirmó en un comunicado la Confederación Argentina de Atletismo (CADA), pero ya tiene nuevos desafíos en el horizonte.

Ocupará de ahora en adelante el cargo de Técnico Operativo de Selecciones Nacionales de la CADA, con el fin de ayudar y acompañar a los equipos argentinos. Y su primer reto lo tendrá en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020​, en los que será el Jefe de Equipo de Atletismo de la delegación celeste y blanca.

"Germán ha tenido una trayectoria impecable, siendo un ejemplo para sus compañeros de equipo y para las nuevas generaciones. Cumplió funciones de capitán de equipo, abanderado en competencias internacionales, integrante de la comisión de atletas y guía de los mas jóvenes", afirmó la CADA en el texto publicado en su página web.

Lauro dedicó 22 años de su vida al atletismo. Uno de los momentos más importantes de su carrera -sino el más importante- lo vivió en los Juegos Olímpicos de Londres 2012​, en los que terminó sexto en lanzamiento de bala con una marca de 20,75 metros (nuevo record nacional en ese momento). Fue la mejor actuación de un atleta argentino en una cita olímpica en medio siglo e igualó la mejor de la historia de un lanzador de nuestro país, al conseguir el mismo puesto que Federico Kleger en martillo, en Los Ángeles 1932.

El trenquelauquense, olímpico además en Beijing 2008 y Río de Janeiro 2016, ganó las medallas de bronce en bala en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y Toronto 2015 y fue finalista en los Mundiales de Moscú 2013 y Beijing 2015; además de las citas ecuménicas bajo techo de Estambul 2012, Sopot 2014 y Portland 2016.

Es dueño de 18 medallas sudamericanas, entre ellas nueve de oro (seis en bala y tres en disco). Y con sus 22 títulos argentinos absolutos (13 en su disciplina preferida y nueve en la otra en la que solía competir) es el segundo más ganador de la historia, a uno de Domingo Amaison, una leyenda de las pruebas de medio fondo y fondo en nuestro país.

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA