Internacionales

La presidenta interina de Bolivia puso en duda la participación del partido de Evo Morales en las elecciones: "Hicieron fraude, es un delito penal"

Jeanine Añez afirmó que lo decidirá el nuevo Tribunal Electoral y rechazó que en Bolivia hubo un golpe de Estado.

Viernes 15 de Noviembre de 2019

150735_1573859845.jpg

La autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Añez​, puso en duda este viernes la participación del partido del expresidente Evo Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), en las próximas elecciones generales al advertir que cometieron "fraude", lo que constituye "un delito penal".

"Eso lo tendría que evaluar el Tribunal Electoral dado que hay denuncias por un fraude. Por eso lo tiene que llevar adelante el nuevo tribunal y ellos tienen que decidir sobre un partido político que ha cometido fraude electoral”, sostuvo Áñez al hablar en La Paz este viernes por la mañana.

En ese sentido, advirtió que "a todos los que llevaron este proceso (el fraude) los están ejecutando con procesos de orden público porque es un delito penal", e insistió con que "después de que haya un fallo, el Tribunal deberá decidir si el MAS vuelve o no a participar".

La mandataria criticó a la gestión del expresidente y afirmó que "no respetaban a nadie, no respetaban a personas de la tercera edad, no respetaban niños. Esta es la situación que estamos viviendo y yo espero que se normalice y que la gente llegue a la cordura. No me voy a cansar de insistir en que ésta es una etapa de transición”.

"Vamos a hacer los mayores esfuerzos por volver al país a la normalidad, que es lo que buscamos todos", prometió.

Añez también rechazó que la salida de Evo Morales de la Presidencia haya sido consecuencia de un “golpe de Estado”, como lo denunció el exmandatario ahora en el exilio en México.

“Golpe de Estado nos dieron a nosotros el 20 de octubre (día de las elecciones) cuando no se quiso respetar, por segunda vez, la decisión del pueblo boliviano. Estamos respetando lo que quieren los bolivianos. Aquí no ha habido un golpe de Estado sino un reclamo al derecho que tenemos los bolivianos a decidir y a la necesidad de que respeten la decisión. Si Morales y el MAS querían imponerse a la fuerza con fraude electoral, ahí están las consecuencias”, aseveró.

Los dichos de Áñez llegaron después de que el gobierno interino de Bolivia anunciara que instaló una “mesa de negociación” con dirigentes del MAS con el fin de reducir las tensiones en el país, dividido entre partidarios y opositores a Evo.

Fuente: TN

<

Top Semanal

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

LOCALES

NACIONALES

INTERNACIONES

DEPORTES

SOCIEDAD

FARÁNDULA